Travessera de Gràcia, 79, 3º - 08006 - Barcelona
+34 930 15 65 29

Brinda con Vinos Cartema

En esta ocasión, los wine-lovers de Blog de Vino os traemos una reseña de la historia y el proceso de producción de los vinos Cartema, de Bodegas Cartema. Se trata de una bodega única cuyos vinos han sorprendido en el mercado por su calidad y por la rápida adaptación de la bodega para configurar unos caldos auténticos y dignos de las mejores mesas. Bodegas Cartema elabora caldos propios con una producción limitada de unas 6.000 botellas de vino tinto y casi 4.000 de vino blanco al año de alta calidad.

Ubicación única entre encimas centenarias para las bodegas y vinos Cartema

Bodegas Cartema está situada en un paraje único, rodeado de encinas. En un principio su fundador, Carmelo Hernández, puso en marcha este proyecto como si fuese un entretenimiento. Él quería tener el lugar ideal y lo encontró en el municipio de Santa Cruz del Retamar (Toledo), concretamente en el terreno de “Los Montes de Alamín”, un emplazamiento rodeado de suaves colinas en un entorno natural perfecto. Y así, realizó su primera cosecha en el año 2005.

Sin tocar las encinas que había en el terreno, aprovecharon el espacio que había para plantar las viñas y también llevaron a cabo la construcción de la bodega, un espacio diseñado para albergar 20.000 kilos de uva. Entre las características, cuenta con un sistema de vinificación automatizado, una planta embotelladora propia y un parque compuesto de barricas de roble francés y americano.

En el interior de la finca “Las Cañadas”, se encuentra el viñedo sobre una tierra rica en materia orgánica, perfecta para el cultivo de la uva. La vendimia se realiza artesanalmente a primera hora de la mañana para que las uvas lleguen a la bodega a una temperatura aproximada de unos 20°C. Manualmente se corta cada racimo y se lleva a cabo una primera selección. Los racimos seleccionados son trasladados a la bodega para empezar la molturación. Posteriormente, el mosto pasa a los depósitos de acero inoxidable, donde se inicia el proceso de fermentación a la temperatura indicada por el enólogo profesional. Durante 21 días se analiza diariamente la evolución de azúcar a alcohol y luego, el vino permanece en los depósitos a una temperatura de 17°C durante 6 meses, pasando posteriormente a las barricas de roble francés y americano bajo tierra y a una temperatura constante de 18°C. Los Crianzas permanecen durante 12 meses y los Reservas, 24 meses.

Las Bodegas Cartema poseen unos exquisitos Suavignon Blanc, Moscatel Petit Grains, Cabernet Suavignon, Syrah y Tempranillo, que recomendamos especialmente desde Blog de Vino.

Los vinos Tintos de Cartema son de color rojo rubí con capa media y ribetes ligeramente violáceos, limpios y brillantes. En nariz predominan los tonos de monte bajo, especias como tomillo y romero, conteniendo también frutos rojos, regaliz y unas notas de madera muy bien ensambladas. Por su parte, su vino Blanco tiene un color amarillo pajizo con tonos ligeramente dorados; en nariz resulta discreta la fruta y la madera, apareciendo tonos típicos de moscatel, frutas tropicales muy bien ajustadas con los balsámicos de la madera; en boca es untuoso, sedoso, equilibrado y con buena persistencia. Finalmente, sus Reserva son de color rojo picota, limpio brillante y de capa alta, en nariz predominan notas de frutas rojas maduras y compotadas, apareciendo a su vez tonos de cacao y tostados procedentes de la madera perfectamente integrados en el vino. En boca se presenta redondo, amable, equilibrado y con un postgusto largo y persistente.

Estos vinos han sido reconocidos en diversas ocasiones con la Medalla de Plata en el Concurso Internacional de Andalucía por su carácter y personalidad propia, siendo la seña de identidad de un proyecto que ha madurado muy bien y de forma muy rápida.

Los comentarios están cerrados.