Roger de Llúria 46, 08009, Barcelona
+34 93 106 25 12

Calmo Legaris 2011, mejor Ribera del Duero según el célebre Certamen Bacchus 2017

El 100% Tinto fino de Legaris ha sido uno de los cuatro tintos españoles y el único perteneciente a la DO Ribera del Duero galardonado con un Gran Bacchus de Oro.

Calmo Legaris en el Certamen Bacchus 2017

Los premios Bacchus son considerados unos de los más relevantes del panorama vinícola reciente, y este año han reconocido Calmo Legaris 2011 como el mejor tinto de la DO Ribera del Duero.

El Calmo Legaris 2011 es un vino 100% Tino fino. Surge de un proyecto de selección de los viñedos más únicos, para poder plasmar de la mejor manera el espíritu de Ribera.

Hay dos elementos imprescindibles en la elaboración del Calmo Legaris: la uva y el enólogo junto con su equipo. Las viñas elegidas son centenarias y proceden de micro fincas de suelos franco-arcillosos ubicadas en Tubilla del Lago, en Burgos, a 930 metros de altitud. Esta situación geográfica aporta elegancia al producto final.

Por su parte, el enólogo y su equipo complementan el vino con lo que en bodega se califica Vino de Lágrima Nocturno. Jorge Bombín, enólogo de Legaris, aclara que; “después del descubre y antes del prensado de los mejores depósitos de la añada, dejamos que el escaso vino que quedaba se escurra a través de la pasta, gota a gota, lágrima a lágrima. De ese goteo durante una sola noche, el vino recogido se introduce en barricas y permanece allí hasta el final de su crianza. Si las viñas centenarias nos dan la elegancia, la lagrima nocturna nos da la expresividad y concentración”. 

Calmo respeta su tipicidad varietal efectuando la fermentación alcohólica con sus levaduras autóctonas. Después, el vino permanece 24 meses de crianza en 7 barricas nuevas francesas.

Todo el proceso finaliza con un vino de edición limitada, 1.700 botellas, que concentran la fuerza, elegancia y distinción de Ribera del Duero.

Por este motivo Legaris Calmo 2011 ha logrado puntuaciones superiores a 92 puntos sobre 100 en el certamen Bacchus 2017, destacando entre más de 1.700 referencias nacionales e internacionales catados por una división de 85 expertos y liderados por 15 Masters of Wine.

La ceremonia de este año, que ha tenido lugar entre el 9 y el 13 de marzo, ha contado con la implicación de 21 países de todo el mundo. Bacchus está respaldado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), la Federación Mundial de Grandes Concursos de Vinos (Vinofed) y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

Además del Gran Bacchus de Oro, Legaris Calmo 2011 ha obtenido otros reconocimientos. Un ejemplo es la puntuación de 92 sobre 100 que alcanzó en una cata de la reconocida revista Decanter, liderada por Pedro Ballesteros, el único MW español.

En relación con Legaris, tiene 93 hectáreas de viñedo particular en Ribera del Duero con más de 15 años de experiencia creando vinos con carácter y clase. La bodega fue diseñada por el arquitecto Domingo Triay, respetando el proceso de elaboración y dándole un aspecto minimalista con un jardín Zen como núcleo, definiendo así su filosofía: elaborar vinos de gran calidad cuidando cada detalle con la tranquilidad necesaria y característica de la zona.

Los comentarios están cerrados.